0
3.5k ABRUFE
AA Teilen

HERIDAS DE LA VIDA

                                              Vida

 

 

Para muchos todo, para algunos nada.

Para alguno fácil, para otros difícil.

Para  algunos  alegre, para otros triste.

 

 

Así es el dilema de la vida, cada quien le da el sentido que más le apetece.

Mientras hay personas encargadas a destruirla, sin importar el sentido que esta tenga. Personas resentidas con el mundo o personas que solo se dedican a hacer daño.

No hay una cura para las heridas de la vida, heridas ocultas pero que duelen al mínimo contacto con la tristeza.

El ser humano queriendo dar solución a todo  ha dicho que se cura las heridas de la vida llorando, pero este ha olvidado que las lágrimas son saladas y que la sal en las heridas arde.

Otros dicen que con venganza, pero como diría una serie animada mexicana (la venganza nunca es buena mata el alma y la envenena) muchos se preguntaran que tiene que ver el alma en todo esto, no olviden que el alma es uno de los factores esenciales desde la parte espiritual para la existencia de eso que llamamos vida.

Algunos afirman que otra cura es el dinero, pero es una cura que pocos tendrían o cura de poco acceso porque en esta sociedad egoísta en donde el que tiene quiere tener más es casi que imposible curar las heridas de la vida de muchas personas.

En cambio  el desahuciado  piensa que: así como se enciende y se da vida, también se puede apagar o quitar de manera autónoma.

Esta última cura tiene  un contenido controversial en donde la parte espiritual ocupa el papel principal,  debido a que se dice que el único que da y quita la vida es el todo poderoso en pocas palabras Dios.

 

 

Nota: Me urge encontrar la cura para las heridas de la vida. Tengo heridas que creo que por el dolor intenso ya están infectadas, por lo menos si pierdo la batalla podre decir con certeza cuál es la cura efectiva para dichas heridas.

En estos momentos creería que tengo la cura para mis heridas  pero por temor a equivocarme prefiero no comentarlas en este escrito.

 

 

 

Escritor: Jesús  A. Centeno García

 

13. Februar 2019 21:24:07 0 Bericht Einbetten 119
~