De paciente a profesional de la salud Follow einem Blog

soffmauri Sofia Mauri No es un foto alterada con photoshop, no es de otra persona, no es inventado. Es real , esa es mi columna, mi historia, una parte de mi vida. ¿Te animás a conocerla?
Nicht überprüfte Geschichte

#inspiracion #salud #338 #vida #momentos #ser-fuerte #valentia
0
2.6k ABRUFE
AA Teilen

Ese 18 de julio

Después de tanto, llego el día. Uno cree que como que si tuvo tantos meses para prepararse (Estudios en el medio) ya vas a ir re preparado y estable emocionalmente, quizás si eso parece hasta que empezás con los preparativos y eso tan lejano que se veía ,está cada vez mas cerca.

El baño profiláctico, el enema, el ayuno, los llamados para desearte suerte (que son hermosos pero que vuelven todo más real) y tus miedos que florecen.

12 años y tener que pasar por todo esto, nuevamente la pregunta ¿Por qué a mi? alguna vez encontraré esa respuesta...

Trámites, trámites, trámites desde que pisé la clinica y estabamos tan ocupados viendo como se resuelve eso que ni tiempo de preparate tenés.

De la nada tenés 5 personas en la habitación queriendo que hagas muchas cosas, pulserita de acá, muestras de sangre allá, muchas preguntas, que te bañes, que te pongas la bata y yo lo unico que me preguntaba era ¿Cuándo se van todos asi lloro tranquila con mis papas antes de ir a quirofano?

Las horas pasaron y llegue a la puerta del quirófano para que me anestesiaran, mi papá me dijo, pensá que hoy es el mejor día de tu vida, se soluciona este problema. Agarrando sus manos, rezando interiormente, sonriendo por la Fe que tenía, me dormí. Mientras yo estaba entrando le dicen a mi familia, ¿Trajeron las plaquitas que marque en el consultorio la última vez?, no las habiamos llevado porque no eran pre-quirúrgicos y resulta que ahi en esa "insignificante placa"estaba dónde iban a poner cada tornillo y barra. Volaron a casa a buscarla mientras empezaban la primera parte de la cirugía (¡1hs de viaje al modo Toretto y llegaron las placas!)


Uno cree que va a sentir algo, que va a hacer como cuando tenés sueños o como en las películas, que si ves la lúz no vayas hacia ella.

Pero no, no soñe ni vi nada, si soy conciente que ese período que estuve anestesiada se sintió como que fue mucho tiempo, es difícil de describir lo que fue esa sensación. Hasta que escuché a mi médico -Sofi, despertá ya terminó la cirugía, salió todo bien, mostranos ¿podés mover las piernas?, muy bien descansá que ya te llevamos con tus papas.

Volví a dormirme porque la sensación era de tener que cerrar los ojos (Efecto anestesia normal) y al abrirlos ya estaba en la habitación.

Lo único que quería era ver a mis papas y la respuesta del personal de sala fue -Quedate quietita que en cuanto terminemos tus papas pasan- y mi respuesta con 12 años, media anestesiada todavía y con Morfina en mi cuerpo. mi respuesta fue -Hasta que mis papas no pasen no me voy a quedar quieta, los necesito.

Las horas pasaron los vi, la felicidad invadía mi cuerpo, dolor no sentía era sólo incomodidad. Después de tanto esa sensación de tranquilidad empezaba a asomarse. Pero se puso de nuevo alerta cuando escuche... Venimos a sacarte la sonda y el drenaje.

Otra vez las preguntas ¿ Qué es eso? ¿Va a doler?, de manera muy sarcástica sus respuestas fueron -Ay nena esto no es nada comparado con lo que pasaste no le podés tener miedo. Si bien podrían haber tenido más empatía, tenian razón, pequeñisimas molestias nada más fueron.

Los días pasaron y me llevaron de terapia a sala común, dónde venían nuevos desafios. Sentarme por ejemplo. Después de 6hs de cirugía, pérdida sanguínea (leve anemia) y 72hs acostada completamente sólo rotando para los costados me iba a incorporar por primera vez. No te asustes si te mareas me dijeron, (con 12 años una vida saludable, sin ir a medicos salvo por anginas y controles de columna, nunca me habia mareado, ¿Qué era eso pensaba?). Era una sensación horrible, me recontra asusté perocomo dicen, la práctica hace al maestro. Asi que empecé como Homero Simpson a practicar para no marearme "Cama arriba, cama abajo".

Desafío superado, comía nuevamente sentada otra vez relajada, durmiendo feliz y recibiendo visitas de familiares. Hasta que una tarde llegó de nuevo el kinesiólogo -Sofi, hoy vamos a volver a caminar.

Yo estaba contenta de volver a hacerlo, la cama ya era incómoda y empezaba a querer volver a mi casa. ¿Qué tan dificil puede ser hacer lo que hacemos todos siempre, levantarse y caminar?

Los mareos ya eran algo común lo nuevo fue sentir algo raro en la espalda, las piernas flojas de tantos días acostada y el miedo que hacia empeorar todo.

Era como volver a aprender a caminar pero de grande, ya sabiendo más cosas y en mi espalda 2 barras y 9 tornillos. ¡¿Nada no? ¿un simple trámite!? entre risas y lloriqueos de felicidad volví a caminar, con miles de miedos (esos mismos que tienen los padres cuando nosotro empezamos a caminar fisiologicamente al año, bueno los tenia yo con mi cuerpo)

Después de aproximadamente 10 salidas a pasear al pie de suero en camisón ¡ya me sentía lista para volver a casa!




7. Oktober 2019 00:02:53 0 Bericht Einbetten 0
~

El comienzo

Basada en un hecho real.

Una parte de mi vida, algo que viví en carne propia o como dicen a veces “Lo que Dios eligió para hacerte más fuerte”

Es aquello que hizo darme cuenta cuál era mi vocación, como hay que ver la vida y muchas otras cosas más.


Tenía 6 años cuando una visita al traumatólogo que controlaba mi pie plano comenta que me estaba enchuecando (¡sí esa palabra usó!), así que sugirió que me hiciera ver por un especialista en columna.

Uno cree que encontrar medico puede ser fácil, pero es mucho más difícil de lo que se piensa porque para encontrar uno bueno pasamos por varios hasta finalmente apareció alguien que valía la pena.

Placa y resonancia fueron los primeros estudios a realizar para confirmar si era escoliosis. Con 6 años meterme en un resonador cerrado no fue una buena opción, así que después de algunos intentos decidieron cambiar el aparato por uno abierto. Finalmente, con todos los resultados se diagnosticó que si era escoliosis y no cualquiera, una de 30° grados de curvatura. Para los que no saben la escoliosis es la desviación lateral de la columna vertebral que en casos avanzados puede comprometer la médula, comprimir el corazón y los pulmones entre otras cosas, pero lo positivo era que si bien treinta era mayor a lo de cualquier persona normal tiene, no era algo quirúrgico era tratable con natación y kisiología, ¿suena bien no? Eso mismo creía yo…


Comienzo de primaria, comienzo de natación y kinesiología, comienzo de odiar ambas cosas, pero había que hacerlo y parecía que a pesar del enojo daba resultado mejoraba la curva, por ende, era un mal necesario. Dos años después, una radiografía muestra un avance de la curvatura, la pileta y la kinesiología ya no daban el mismo efecto, así que para corregirlo deciden agregar un Corsé Ortopédico ¿Se preguntarán que es esa cosa que suena a vestido? Dispositivo de plástico que se hace a medida (primero con yeso) y se adapta a cada patología para así mejorar la postura en las zonas de desviación, con abrojos en la parte de atrás para ajustarlo al cuerpo. Si bien no era algo bueno porque habíamos llegado a ese escalón seguía siendo alentador porque tenía solución y esa solución no era algo quirúrgico, así que fuimos por el Corsé.

Ese momento antes de entrar a la sala de yeso donde se tomaban las muestras, fue la primera vez que sentí miedo e incertidumbre. Los Corsé se usan 20hs al día aproximadamente, se sacan sólo para bañarse, hasta dormimos con él!

¡Lindo juguete uno piensa, sentirse sólo imposible! Por suerte era verano así que del colegio zafe, pude hacer la adaptación tranquila.

Al principio al usarlo era temerosa necesitaba ayuda para todo, no lo toleraba,era molesto pero después como todo te acostumbrás, le perdí el miedo lo manejaba sola, me sentía tortuga protegida con caparazón cuando lo usaba y por supuesto me aprovechaba.

En los controles se veía mejoría, yo me había adaptado bien, seguí con pileta, kinesiología y parecía estar todo bajo control. Después empeoro un poco, pero corrigieron el corset y parecía funcionar.

Con 12 años pleno comienzo de adolescencia, momento en el que las columnas más empeoran llegó a 60°grados, ya siendo quirúrgico.

¿Como se llegó hasta acá? ¿Que hice mal? ¿Qué va a pasar ahora? ¿Por qué a mí? ¿Qué es una operación? ¿Puedo morir en ella, que pasa luego de la muerte? ¿Prótesis, que es eso? eran algunas de las preguntas que me hacía al escuchar al médico decir "hay que operar".

Llegamos a ese “ya es quirúrgico” del que venia zafando hace 6 años, ¿Lo hacemos? ¿o buscamos otra opinión? , sabíamos que pedir otra opción podía ser una peor con la experiencia que habíamos tenido al principio, así que lo pensamos bien, sacamos dudas acerca del procedimiento, riesgos vs beneficios y dijimos con mucho miedo Sí.

Lo planificaron para julio,asi que teniamos que pasar 6 meses hasta llegar a ese día. Fue demasiada la espera, demasiado tiempo para pensar, querer salir corriendo. Si bien hubo un poco mucho de eso tambien ese tiempo fue para tomar coraje y afrontarlo lo mejor posible.

Y así el 18 de julio de 2007 comenzó todo...


+

17. Januar 2018 07:49:18 0 Bericht Einbetten 0
~

Verwandte Stories