Sueños extraños Follow einem Blog

dizanne Ariana Ruiz Esta es una serie de relatos breves que nacen de aquellos sueños que no tienen explicación. Espero que sean de tu agrado. 0 Reviews
Nicht überprüfte Geschichte

#relatos #cortos #
0
856 ABRUFE
AA Teilen

Jaulas de acero

¿Cómo fue que se llegó hasta este punto?

Aún no puedo creer lo que ven mis ojos. Es un horror indescriptible. No hay palabra alguna que alcancé a describir este panorama. Somos aterradores. Nuestra naturaleza puede llegar a ser tan fría y tan escasa de humanidad.

Acaso, ¿no hay forma alguna de que tengamos salvación?


/ Un día antes /


Me gusta esta ciudad, Rino y yo podemos viajar a dónde sea, nada nos detiene. Desde que tengo recuerdos, él y yo siempre hemos sido uno. Él me protege y yo confío plenamente en él. Sé que si un día llega a pasarme algo, él no dudaría un segundo en buscarme. Somos como dos pájaros libres sin nada que nos detenga. Él es mi única familia. Probablemente a los demás les parezca extraño que andemos juntos, hasta tal punto de no entenderlo, pero no me importa. Ellos no saben lo que hemos vívido.


Todos los días son una aventura a su lado. En las mañanas nos levantamos antes de que el Sol se asome por el horizonte. A ambos nos maravilla su esplendor. Los ojos de Rino se llenan de un brillo especial que me hace sentir mucha calidez, como en casa, así que me acurruco a su lado para sentir su respirar. Pasamos un buen rato ahí acostados hasta que el solecito alcanza su esplendor. Después, los crujidos chirriantes que vienen de nuestros cuerpos nos hacen movernos con inquietud, es momento de la búsqueda del manjar.

¿Qué encontraremos en esta ocasión?

- Me pregunto con una gran curiosidad -


Entonces, empieza la búsqueda del tesoro. Rino me deja montarme en su lomo y partimos con tal emoción que el paisaje a nuestro alrededor se vuelve nuestro compañero de aventuras. Señales se muestran como brillantes estrellas. Las encontramos en algún árbol, en una casa, en un muro y en los olores que llegan a nuestro olfato, gracias a nuestro amigo, el viento, quien siempre nos da la pista final. Esta vez encontramos en un cubo verde opaco, unas deliciosas y crujientes zanahorias que serán perfectas con el pescado que Rino atrape. Mientras, me dedico a desmancharlas con un trozo de mi playera. Rino se dirige a la orilla del acantilado para tomar con mucha maestría el delicioso pez. Él me mostró como lo hacía la primera vez que nos encontramos, aún tengo muy vivo ese recuerdo, a partir de ahí nuestro vínculo creció.


Rino, es mi amigo especial. Nadie entiende su naturaleza, quiénes lo han visto sufren de un fuerte impacto que los hace reaccionar de manera extrema y lo agreden físicamente. Esto ha hecho que su hermosa piel esté marcada de cicatrices. A mí me impresiona su majestuosidad y pienso que es un ser fuera de este mundo pues me ha mostrado una gran sabiduría que nadie imaginaría.


Por alguna razón me empiezo a sentir inquieto, normalmente, él no tarda mucho en regresar. Algo irrumpe la armonía de este ambiente que me hace dirigir la mirada hacia el cielo, un ruido estruendoso penetra el curso natural del viento y me impacta. Rino… ¡Rino!… ¡Mi amigo está siendo llevado por algo!... No puedo entenderlo… ¿A dónde se lo llevan?

Corro a toda prisa con el corazón al mil. No puedo permitir que se lo lleven. Tengo que salvarlo a toda costa. Desde tierra no le quitó los ojos de encima. De la nada viene a mi mente el recuerdo que Rino me compartió tiempo atrás. Un grupo peculiar y con intenciones maliciosas lo perseguía.

Temo lo peor. Debo apresurarme.


Me tomó un tiempo llegar a este lugar, parece un enorme terreno. Me infiltró y logró tomar un transportador aéreo. Sobrevuelo sobre una especie de barras de acero acumuladas en pilas. El entorno es difícil de describir, algo resalta entre esas estructuras de metal, manchas rojas tiñen el suelo y varias partes. Entre más avanzo, grandes jaulas aparecen frente a mí. Dentro de ellas hay muchos seres como Rino. No doy crédito a lo que veo. Han capturado a muchos de su especie pero con qué fin. Otros metros más adelante me dan la respuesta. Es horrible, terriblemente despiadado. Partes de cuerpos destazados en otros contenedores. Este no puede ser el destino de Rino y de ninguno de su especie. Tengo que liberarlos, no puedo permitir está atrocidad.


28. September 2022 03:23:09 0 Bericht Einbetten 0
~

Anuncio

Esta parece una ciudad tranquila, hace rato que hemos recorrido el centro y no hemos encontrado nada parecido a un supermercado. Necesitamos comprar algunas cosas si vamos a quedarnos unos días aquí. Si caminamos un poco más, es posible que encontremos más adelante el establecimiento.


La arquitectura es maravillosa. Es un lugar muy pintoresco, me recuerda a un pueblo mágico. Las fachadas de las casas color hueso, sus portales de madera y las tejas naranjas de sus techos hacen que me sienta reconfortada.


Después de haber caminado unos metros dimos con el lugar que estábamos buscando. Nos adentramos en él y decidimos separarnos para tomar lo que necesitamos. Curiosamente, una de las secciones llama mi atención. Hay algunos vestidos, chamarras y blusas que me atraen visualmente. Me detengo unos minutos allí pero al final no decido llevarme nada. Me dirijo hacia la sección donde está mi hermana.

Ella se ha entretenido con los artículos de recuerdo. Le pregunto por nuestro padre y me dice que está tomando algunos víveres.


De repente, por el altavoz de la tienda, se escucha una voz femenina diciendo:

"Estimados clientes, les pedimos guardar la calma. Por su seguridad estaremos cerrando las entradas. Por favor manténgase dentro de este establecimiento."


Al escuchar esta advertencia, quedamos perplejas. Entonces, nos dirigimos a buscar a nuestro papá y para fortuna aparece ante nosotras un poco alarmado pero en tono sereno nos indica ir a refugiarnos en un lugar seguro y que más tarde nos alcanzará.


Todo pasa tan rápido que no es posible descifrar qué es lo que está sucediendo en el exterior. Sólo percibimos una gran sensación de peligro. Se escuchan ruidos intensos. Parece que algo o alguien quisiera entrar.


Caminamos lo más rápido posible y nos escondimos en un lugar seguro. Pero parecía que estar ocultas no era suficiente, había una gran ola de terror imparable. Por impulso decidí buscar otra salida, hallé un pasadizo oculto. Así que tomé de la mano a mi hermana para salir como fuera de aquella situación.


Subimos y bajamos pequeñas escaleras, dejamos atrás pasillos estrechos y en algunos tramos los pasamos apoyando nuestras rodillas y manos contra la superficie. Hasta lograr toparnos con una salida que tenía una puerta cuadrada de rejas, la cual daba hacia una avenida principal. Intentamos abrirla pero no tuvimos suerte. Estábamos tan aterradas que lo único que se me ocurrió fue pedir, casi en plegaria, que alguien apareciera a ayudarnos.


Consecuentemente, como si se tratará de un acto mágico. Una camioneta gris se detuvo. Para nuestra sorpresa y alivio era nuestro papá. Rápidamente se bajó y rompió la reja. Nos apresuramos a subir al vehículo y tan pronto como pudo, papá arrancó a toda velocidad.


Desde el asiento del acompañante, al mirar por el retrovisor sólo alcancé a mirar nubes de polvo color gris y algunas figuras escalofriantes que no pude definir si eran casi humanas o monstruos que nunca había visto.


Sólo espero, realmente espero que esto no sea algo grande.


21. September 2022 03:04:38 0 Bericht Einbetten 0
~

Desesperación

"Desde la periferia de la ciudad, se pueden observar algunas señales de población en las faldas de los cerros. La vida citadina aún no llega a este punto sin embargo los medios de transporte terrestres como el teleférico hacen que los lugareños se trasladen de un punto a otro con facilidad.


En una góndola del teleférico va viajando un hombre adulto."


Hombre: Me pregunto por qué las alturas me siguen dando tanto miedo. Dentro de está góndola sólo puedo cerrar los ojos. Me parece que el viento es como un aullido que se filtra por las ranuras de ventilación. Sólo deseó llegar lo más pronto posible a la estación. 


¡Qué alivio!... He llegado. Sentí que no soportaría otro viaje más. Veo que aún faltan por terminar algunos detalles finales en la construcción de este lugar. En fin, es momento de tomar el microbús. Espero que no se tarde en pasar porque me siento muy cansado. 


Los alrededores no me dejan de sorprender. Ver que aquí aún hay árboles y se conserva la naturaleza me da alegría. 


"Una discusión lejana irrumpe el ambiente. A unos metros se observa un grupo de jóvenes. Uno de ellos empuja a otro y esto llama la atención del hombre."


Un momento… ¿Quién es ese que está allá? Me parece conocido. 

¡Vaya!

Es mi sobrino pero…

¿Qué está haciendo ahí? 

No parece que se encuentre en una situación agradable. Me voy a acercar.


Rodrigo, ven. Ven, vámonos. 

Dime, ¿te encuentras bien?. 


Jóven: Si. 

Hombre: Oye, no te ves bien. ¿Qué sucede? 

Te notó alterado. 


Jóven: Lo que pasa es que estoy buscando a mi novia. Esos tipos de allá tienen conexión con las personas que la secuestraron. Ya sé dónde puede estar. Acompáñame, tío. Tenemos que ir por ella. 


Hombre: Tranquilo, muchacho. Entiendo. Esto es grave y puede ser peligroso si vamos. Aún así no hay tiempo que perder. Apresuremonos. 


"Los dos hombres se suben a una combi que minutos más adelante los deja en un sitio poco transitado. La tensión en el ambiente hace que se les ericen los vellos de las manos."


Hombre: ¿Este es el lugar correcto?


Jóven: Es lo que averigüé. Hay que subir por aquel sendero de piedra. La tienen en esa casa de techo de teja que apenas se alcanza a ver.


Hombre: Bien, vamos. El atardecer se acerca y es posible que tengamos alguna ventaja.


"A veces se puede tener suerte en la vida. Para este par de hombres el tiempo les abrió el camino perfecto para lograr entrar a dicho lugar y encontrar a la chica. Estaba atada de manos y pies además tenía los ojos cubiertos con un trapo viejo.

El muchacho gritó e inmediatamente corrió con desesperación a auxiliarla." 


Jóven: ¡Aleen! Ya estoy aquí. Vine por ti, amor. Vas a estar bien.


"Sus lágrimas de alivio se deslizaban por sus mejillas y sus manos le temblaban. Su nerviosismo se notaba en cada nudo que lograba desatar. Por último le quitó el retazo que le cubría los ojos. Ambos se miraron, se abrazaron fuertemente y el llanto los invadió aún más. Lo que estaba sucediendo parecía un sueño."


Hombre: Levántense, no tenemos tiempo para quedarnos aquí. No es seguro. 


Jóven: Amor, apóyate en mí. Hay que salir.

 

"Cuando estaban a punto de salir, algo les nubló la vista. 


Minutos pasaron, fue como si le hubieran cortado con toda la intención varios cuadros a una cinta cinematográfica.


La pareja de muchachos se despertaron con la sorpresa de estar atados juntos, espalda contra espalda. Les habían colocado un trapo en la boca.


El tío del jóven yacía sobre el piso bastante malherido. Con los pocos signos de vida que aún le quedaban, apenas lograba mirar a su sobrino y a la chica. Un tipo apuntaba a la sien del muchacho.


No había vuelta atrás, la agonía y la desesperanza se apoderaba de cada una de sus células. 


El final era inminente."


13. September 2022 03:05:09 0 Bericht Einbetten 0
~

Turbación

A:¿Qué estamos haciendo en este lugar?

Está muy oscuro. La casa es muy vieja.

B: Nos han dicho que nos quedemos aquí esta noche. Mañana buscaremos otro lugar mejor para hospedarnos.

A: No encuentro la habitación, la luz del pasillo es muy débil. Regresemos por las escaleras y busquemos si alguien nos puede ayudar.

B: Este ambiente es demasiado extraño ¿No crees?

A: Si, tampoco veo que haya movimiento en la entrada principal. ¿Estás segura de que esta era la casa de huéspedes a la que debíamos llegar?

B: Es la dirección que nos indicaron, no creo que nos hayamos equivocado.

A: Sabes, siento una vibra pesada en el ambiente. ¿Y si mejor nos salimos? Me estoy sintiendo rara.

En ese momento, las luces de la casa empiezan a parpadear continuamente. La madera vieja del piso empieza a crujir, como si algo pesado la presionará lentamente y con firmeza. Ante esto, sus corazones se paralizan e inmediatamente salen corriendo de aquella casa. Apenas recuperan el aliento, se miran a los ojos y su conversación se reanuda.

B: ¿Qué ha sido eso?

A: No lo sé.

B: Tremendo susto nos hemos llevado.

A: No imaginé que nuestras vacaciones empezarán así.

B: ¡Vaya anécdota que contaremos más adelante!

Ambos se ríen temblorosamente, aún bajo la piel sienten estremecimiento. Pero la noche aún les aguarda otro suceso particular. A unos pasos de ellos otras dos figuras van saliendo de la penumbra.

D: ¿Qué les pasó? ¿A qué se deben esas caras tan pálidas?

B: Mm… Pues tuvimos una experiencia bastante extraña dentro de la casa.

A: Así es. En lo particular no me siento cómoda dentro de aquel sitio. ¿Y si mejor nos quedamos en otro lado?

G: Lamento lo que hayan experimentado. Pero es preciso que los cuatro estemos aquí. Esto no es ninguna coincidencia.

D: Sé que les dijimos que serían unas vacaciones pero necesitamos resolver un asunto en este lugar.

G: Y para ello requerimos de su apoyo.

B: No entiendo exactamente a qué se refieren.

D: Sólo les pedimos que confíen en nosotros.

A: No sé cómo tomarlo pero confiaremos en su palabra. ¿Qué tenemos que hacer?

G: Por favor abran los brazos y con las palmas abiertas hacia abajo, cierren los ojos y concentren su energía hacia los cimientos de la casa.

D: Imaginen que expanden su campo de energía poco a poco. Conecten con su poder interno. Permitan que la inmensa luz fluya.

G: Dejen que la gran fuerza universal limpie esta casa.

Como una gran ola azul, los cuatro personajes irradian una llama unificada. Sus espíritus se fortalecen en cada plegaria, sin dejarse perturbar. El tiempo y el espacio se pierden hasta lograr mover el orígen de aquella turbación en aquel lugar. Diversos espejismos del pasado se muestran ante sus mentes. Finalmente, las almas inquietas logran trascender. Su trabajo ha terminado.


6. September 2022 04:52:50 0 Bericht Einbetten 0
~
Weiterlesen Startseite 1 2

Verwandte Stories